Espacio creado para la difusión de materiales didácticos, noticias, entrevistas y mucho más, sobre Producción Agroecológica y Soberanía alimentaria.

12 mar. 2013

Alimentarse en invierno. (por Carmina Moliner)


Bon dia!!!! Avuí vos faig una recomanació:
(Buenos días!!! Hoy os hago una recomendación:)

Ahora que han llegado las tardes frías y las noches gélidas es importante que cuidemos nuestra alimentación para no comenzar con las gripes estacionales propias de la época y muchas veces producto de las bajas defensas en el organismo.  Es muy importante la nutrición durante el invierno, ya que es sabido que la baja intensidad de la luz también está relacionada con algunas enfermedades, sobre todo las depresiones estacionales, los dolores articulares y como no, con las gripes y los resfriados.

La salud mental depende, de entre otros factores, de una serie de vitaminas,  aminoácidos, ácidos grasos esenciales y oligoelementos que el organismo debe adquirir de los alimentos.  La carencia de estos elementos es responsable de una serie de síntomas que aparecen en estos periodos del año donde los días se hacen mucho más cortos y duros: Mal humor, poca energía, somnolencia o insomnio, necesidad exagerada del consumo de dulces, etc. Son los síntomas de una carencia alimentaria que se produce en esta estación del año si nos empeñamos en comer lo mismo que el resto del año.

Parece lógico que las hortalizas consigan su desarrollo óptimo y ofrezcan su mejor aporte nutricional en las condiciones climáticas que más favorezcan su crecimiento, las que marca su calendario natural. Por eso es tan importante comer verduras de temporada biológicas y si son conservadas que hayan sido recolectadas en su momento óptimo en cuanto a lugar y tiempo.

...Acelgas y espinacas, alcachofas, cardos, calabaza, repollo, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, champiñones, guisantes y habas, puerros, Apio, ajo tierno, cebolla tierna, remolacha, rábano, lechuga de hoja de roble, escarolas, colinabos, boniatos y  berros  entre otros que  son deliciosos alimentos de invierno. 

La tos es el síntoma más común de las tan frecuentes como indeseadas enfermedades del aparato respiratorio. Hemos de aprovechar que tenemos a nuestra disposición vegetales de temporada con propiedades muy útiles ante estas afecciones tan molestas.

Por ejemplo, las hortalizas aliáceas (cebolla, ajo, puerro,) tienen propiedades mucolíticas y antisépticas: estos compuestos azufrados ejercen una acción antiespasmódica, mucolítica (facilitan la eliminación de la mucosidad) y antibiótica. Por tanto, las afecciones de las vías respiratorias (sinusitis, bronquitis, neumonía) mejoran con el consumo de estos alimentos, preferiblemente crudos o muy poco hervidos.

Para evitar o solucionar estos problemas invernales tenemos que tener en cuenta aquellos nutrientes que son necesarios para una buena salud física y mental y en qué alimentos podemos encontrarlos. Los principales son los siguientes:

Vitaminas y minerales: las principales vitaminas son la B y la C, y entre los minerales y oligoelementos están( entre otros) el calcio, el magnesio, el cobre, el litio, el Zinc y el hierro. Las frutas (cítricos) y hortalizas de invierno nos las proporcionan.

Ácidos grasos esenciales: los llamados omegas 3, 6, 9, que se encuentran en las pequeñas semillas, como son el sésamo, pipas de girasol o calabaza, de chia, de cáñamo o lino y también en los pescados azules, preferiblemente los pequeños (boquerones, sardinas).

Proteínas: Las encuentras en los cereales integrales, legumbres, frutos secos y para aquellos que coman animales, carne, pescado y huevos.

Hidratos de carbono: legumbres, cereales integrales (avena, espelta, kamut, centeno, teff,), frutas y tubérculos (boniatos, remolacha, nabos, colinabos).
Las infusiones y los caldos también son de gran importancia en el invierno para que la mucosidad no se acumule y sea más fácil su eliminación. Tomillo, jengibre, canela, llantén, anís y malva son algunas de las plantas que podemos tomar habitualmente para ayudarnos o como preventivas. 
Caldos con hojas verdes, apio, cebollas, puerros, zanahorias, y algas son altamente remineralizantes y depurativos además de rehidratantes y reconstituyentes.
Es vital estar en armonía con la naturaleza consumiendo lo que esta nos ofrece en cada temporada y de manera orgánica para estar lo más sanos posibles. 
"Que tu alimento sea tu medicina" 

Autora: Carmina Moliner.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...